Páginas

viernes, 20 de noviembre de 2009

NIÑA SORPRENDIDA MIRANDO SU CASTILLO



Amigo Javier:
Tal vez porque en la foto veo a alguien que me resulta muy, muy próximo y de una edad similar, me he puesto con ello y me ha salido esta decima, a las 12 de la noche pasadas. Espero os guste y os inspire. A mi nieta, si se la cuento como un cuento, seguro que le encanta.
Un abrazo
Valeriano Franco
________________________

NIÑA SORPRENDIDA MIRANDO SU CASTILLO

¿Qué hay arriba, en la pared?
Sus ojos tan abstraídos
están de allí suspendidos
como si tuvieran sed.
Quien está es Vuestra Merced,
y os mira por vez primera.
No la de dejéis allí fuera,
pues si va al castillo y pasa,
os dejará en vuestra casa
de nuevo la primavera.
__________________
Valeriano Franco

8 comentarios:

Manuel dijo...

Amigo Valeriano: la décima es una estrofa que me encanta desde que era pequeño. Tan sonora ella, tan... ¿musical?.

Yo recuerdo de mi infancia, en la casa de mi abuela, haberme aprendido de memoria un extenso poema, escrito en décimas, que contaba la famosa "riada de Santa Teresa" en Murcia y la visita que a la ciudad hizo el rey Alfonso XIII (creo que fue este).

Y aún me queda en la memoria la primera estrofa de aquel poema:

"Ante el cuadro no hay canción,
la frase en labio espira,
salta en pedazos la lira
y en un grito del corazón
de la huérfana región
estan inmenso el quebranto,
tal la angustia, el dolor tanto,
que por el valle sombrío
tras la inundación del rio
va la inundación del llanto".

Tu décima está, por el contrario, llena de la promesa de una hermosa Primavera.

Un abrazo

Emilio dijo...

"Una niña mira inquieta
una imaginaria almena
con su carita azucena
sueña que llega a la meta
que su infancia marca inquieta
y es tan alta su ilusión
que pone en el corazón
amor que rinde la piedra
que trepa como la yedra
llena de infantil pasión"

Port

No suelo hacer estas cosas...pero vamos a rodear a la niña de poesía...porque es tan bella la foto...¿son perfectos octosílabos, Enrique? je, je...
Sí, las décimas y su sonoridad...de vez en cuando podemos hacer un ejercicio fuera de lo habitual...por lo menos en mi modo de escribir. Pero es que Manuel, me motivas...y Santa Teresa, bastante, bastante tambien (le hago un pequeño homenaje implicito en lo de la alta ilusión..."y tan alta vida espero...") Un abrazo, Valeriano.

Javier dijo...

Joooolines, que fenomenal. Poemas y todo. EStos relatos y versos no son para mí y me estoy emocionando...
Pues Valeriano, cuando veas todo esto junto con otros relato que ya tenemos, verás qué bonito.

Un fuerte abrazo y gracias.

Port, cojo también tu s versos. Gracias.

Soledad Serrano dijo...

Valeriano, estupendo, sonora y hermosa, como debe ser. Soledad

Alejandro dijo...

Así se hace, Valeriano, si señor. Tu espinela es como una caja de resonancia, una caja de música de la que no escapa ningún son. Una belleza.

Un abrazo.

Alejandro

Valeriano dijo...

Queridos amigos:
Me alegro de que os haya gustado. Es que no era para menos. La foto se lo merecía. Y, una décima, esa estrofa tan sonora, tan musical, como dice Manuel y tan juvenil , antigua y culta a la vez, me parecía indicada.
Hablando de la décima, que es una estrofa que me encanta, conozco a alguien que tiene una novela en décimas. Como sabéis, esta pequeña estrofa, creada por Vicente Espinel a finales del XVI, cultivada en el Barroco e importada por América, es actualmente la estrofa nacional de Cuba. Es de una perfección tan grande como el soneto pero, con una particularidad añadida, es de mayor expresión de la poesía popular tradicional y, desde luego, de la poesía oral improvisada.
Yo hago décimas desde hace muchísimo tiempo y tengo una que pretende poner en evidencia las normas-trucos-que hay que seguir para hacer una buena décima. Un día la colgaré del blog.
Un abrazo a todos.

antonio castillo dijo...

Pues no tardes mucho en colgarla, Valeriano, porque la cosa promete. Eres un artistazo.

Pues ahí va mi humilde cuarteta :

Y la niña del castillo
ve prendida su mirada
pues pasea por el altillo
una hermosa y buena hada

Bueno, tiene algún defectillo, pero cada uno hace lo que puede.

Anónimo dijo...

Valeriano, Emilio, Antonio, qué poesias tan bonitas. Veo que la belleza de la fotografía de la niña nos ha inspirado a casi todos.

Un beso.

Mila